DESARROLLA TU PACIENCIA

Los atascos, los resultados de un análisis, cambios en el comportamiento de un hijo, aprender algo nuevo, seguir una dieta para perder peso, la nota de un examen, seguir un tratamiento, etc. Un elemento común que hay en todas situaciones es que requieren de diferentes dosis de PACIENCIA.

El diccionario de la Real Academia Española, la describe como la “capacidad de padecer o soportar algo sin alterarse, […] para hacer cosas pesadas o minuciosas, […] facultad de saber esperar cuando algo se desea mucho”.

En esta generación hemos aprendido a vivir aceleradamente, asimismo a querer lograr nuestros objetivos con el menor esfuerzo posible y de forma inmediata, Nos hace olvidar que algunas cosas van a su ritmo y no al nuestro. Sin embargo, los éxitos que más se disfrutan son aquellos a los que le ponemos todo nuestro entusiasmo y esfuerzo para lograrlo.

La paciencia es una destreza, más que otra cosa. Es además un estado mental que, en un mismo individuo, puede variar dependiendo de la situación, las personas y el tipo de conflicto al que se enfrente. Es una cualidad que no sólo está vinculada al logro de objetivos. La paciencia también es necesaria para nuestras relaciones y para que el estrés no haga estragos en nuestra salud. De hecho, puede llegar a hacernos más competentes, más inteligentes y más tolerantes con nosotros mismos y con los demás.

  • Haz una lista de las cosas que te impacientan y piensa por qué crees que ocurre
  • Practica actividades que te relajen: ejercicio físico, meditación, imágenes relajantes, yoga, Pilates, respiración diafragmática, etc.
  • Ríete más, dale la importancia justa a las cosas
  • Sé más tolerante y empático
  • Desarrolla tu autocontrol
  • Disfruta de cada momento por pequeño que sea. Saborea el proceso y no sólo el resultado final
  • Mantén a raya las preocupaciones y los pensamientos negativos que intenten boicotearte
  • No busques la perfección ni tener todo bajo control porque es imposible
  • No pierdas de vista tu objetivo final, aunque parezca lejano

Pregúntate: “¿hay algo que pueda hacer yo ahora mismo para solucionarlo?”. Si la respuesta es sí, hazlo. Pero en muchas ocasiones sólo podremos desarrollar nuestra paciencia y mientras tanto dedicarnos a otras ocupaciones más productivas o al menos que nos hagan distraernos.

Maldecir al idiota que habrá provocado el atasco o pitar a los conductores que hay delante de ti, no va a hacer que llegues antes al trabajo, ¿por qué no te pones tu canción favorita e intentas relajarte?

Es cierto que puedes estar preocupado esperando unos análisis, ¿pero de verdad que estar pensando en los resultados en este momento va a cambiar tu salud?

No desesperes por estar todavía lejos de tu objetivo de una talla 40 después de dos meses de dieta. Este es un objetivo a largo plazo. Ponte otros más pequeños a corto plazo para motivarte, como salir a correr 30 minutos 3 días en esta semana.

Debemos entender que cada quien es responsable de su propio comportamiento por lo tanto no te puedes sentir frustrado o frustrada por culpa del clima, de fenómenos fortuitos o por el comportamiento de otras personas.

Cada día nos brinda oportunidades para ser más tolerantes, empáticos y razonables. ¿De qué manera vas a aprovechar tú las de hoy?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: