CONSEJOS PARA AYUDAR A UNA PERSONA CON DEPRESIÓN

Desafortunadamente, cada vez son más las personas que sufren depresión y por tanto es muy probable que conozcas a alguien en esta situación. Muchas veces el ver a una persona querida sufrir o las ganas de ayudar, nos llevan a intentar cualquier cosa para que mejore. En Comparte Psicólogos, además del trabajo individual con los pacientes, también consideramos importante el apoyo a las personas que le rodean. Por una parte, porque si es un problema grave puede acabar afectando a todos y, por otra, porque igualmente pueden llegar a ser de gran ayuda como coterapeutas. Por ello, os dejamos una serie de consejos dedicados a esas personas que quieren ayudar y no saben muy bien cómo hacerlo:

  • Deja de dar vueltas en busca de la razón por la que está así, seguramente no habrá un motivo claro, o sea un cúmulo de diversos factores.
  • Aunque el malestar que sienta a veces no se note a simple vista o no se perciba ningún motivo aparente, sigue siendo un trastorno real y hay que tomarlo como tal.
  • Intenta ponerte en su lugar y acepta que se encuentra mal, aunque no se entienda el motivo. Lo cual excluye por completo frases como: “eso es que te aburres y te pones a pensar demasiado”, “lo mío sí que son problemas y no esas tonterías tuyas”, “lo que pasa es que no tienes problemas realmente importantes”…
  • Forzarle a que se anime o que ponga mejor cara es como pedir a alguien con un hueso roto que se le cure.
  • Evitar echarle en cara que no mejora porque no se esfuerza lo suficiente o no pone todo de su parte.
  • Si quieres animarle a que realice alguna actividad es mucho mejor planteárselo como una sugerencia sin ser demasiado insistente.
  • Proponle planes que estén dentro de sus posibilidades y capacidad en ese momento y no exijas más pensando que así será más rápida la recuperación.
  • Refuerza cada pequeño paso o esfuerzo que haga, como comer un poco más, hacer alguna actividad, arreglarse para verse mejor… Eso sí, sin utilizar comentarios del tipo: “mira así que bien y no como cuando estás todo el día en la cama”.
  • No te enfades ni te frustres por su situación ya que sólo empeorará las cosas.
  • Y sobre todo, muéstrate cercano y dispuesto a apoyarle en lo que puedas pero sin agobiar.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: