¿Por qué sigo fumando si quiero dejarlo? La importancia de los aspectos psicológicos en la adicción al tabaco

¿Cuándo no fumas sientes irritabilidad, tensión, dolor de cabeza, cansancio…? ¿Y al fumar se te pasa? No es que el tabaco sea un remedio para todo esto, sino que tu cuerpo se ha acostumbrado a funcionar con nicotina y tu organismo la “reclama” mediante estos síntomas.  En esto consiste la dependencia física al tabaco.

¿Pero y qué pasa con esos cigarrillos que tanto apetecen después de comer, con un café, esperando al autobús, tomando unas cañas con amigos, cuando estás enfadado o nervioso, cuando discutes o conduciendo? Ahí es donde entra en juego la dependencia psicológica. Es decir, todo a lo que se va asociando la conducta de fumar: personas, lugares, objetos, sabores, estados emocionales, etc. La mayor dificultad es que pasa muy desapercibida.

Pero no acaba aquí la relación de la conducta de fumar con los aspectos psicológicos. Seguro que tienes muy claras las razones por las que lo dejarías: salud, economía, seres queridos… ¿Pero te has parado a pensar en lo que pasaría si lo dejaras? Nos hemos encontrado por ejemplo con muchas mujeres que tienen miedo a engordar o personas a las que les preocupa el no saber a qué recurrir para controlar su ansiedad o si ya no van a tener la misma capacidad de divertirse. Este tipo de miedos y preocupaciones boicotean y dificultan esos intentos por dejar de fumar.

Por ello si estás pensando en dejar de fumar, en primer lugar enhorabuena, has dado un paso importantísimo, y en segundo lugar debes tener en cuenta todos estos aspectos psicológicos. ¿Cómo hacerlo?

  • Evita tentaciones: elimina todos los cigarrillos, mecheros y ceniceros de casa, queda en lugares donde no se pueda fumar o con gente no fumadora, etc.
  • Cambia hábitos: toma fruta o lávate los dientes después de comer en lugar de recurrir al tabaco, sustituye el café por otra bebida, llévate pasatiempos o una buena aplicación en el móvil para esperar el autobús, etc.
  • Maneja los estados emocionales negativos: intenta fomentar un buen estado de ánimo, haz actividades que te relajen o que te mantengan distraído. Cualquier deporte o actividad física son de grandísima ayuda.
  • Identificar las excusas: plantearse si esas preocupaciones o miedos son algo real o sólo pretextos.
Anuncios

2 comentarios el “¿Por qué sigo fumando si quiero dejarlo? La importancia de los aspectos psicológicos en la adicción al tabaco

  1. Pingback: ALERTA REBAJAS: CÓMO EVITAR LAS COMPRAS INNECESARIAS O COMPULSIVAS | Comparte Psicologos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: