Manifestaciones de la ansiedad

La ansiedad es una respuesta innata de nuestra especie, cuya misión es la supervivencia. Es una emoción, un estado de alerta del organismo que nos avisa de que estamos ante un peligro. Sin la ansiedad, el ser humano no hubiera sobrevivido a lo largo de la historia.

La ansiedad no resulta peligrosa en sí misma. A pesar de que las sensaciones que se experimentan pueden ser desagradables o parecer peligrosas, son inofensivas.

Además, la ansiedad puede proporcionar un grado óptimo de activación que nos ayuda a mejorar el rendimiento, ya que nuestro organismo se acelera y nos hace más eficaces. Por ejemplo, un africano va por la selva y de repente se encuentra con un león. En ese momento su organismo se activa (aparece una respuesta de ansiedad), se acelera su corazón, se tensan los músculos, siente calor,… preparándose así para la lucha/huida. Gracias a esta activación, el africano sale corriendo y se sube al árbol más cercano.

Sin embargo la ansiedad también puede “traicionarnos”, apareciendo en situaciones que no suponen una amenaza real (por ejemplo estando solo en casa, en una interacción social o sexual, ante determinadas sensaciones fisiológicas en cualquier parte de nuestro cuerpo).

Para entender mejor las manifestaciones de la ansiedad debemos distinguir los tres tipos de respuesta en los que aparece:

1)   Sensaciones de tipo físico o fisiológicas: el Sistema Nervioso Autónomo se acelera y prepara al organismo; lo notamos en diferentes sensaciones corporales como taquicardia, respiración acelerada, sudoración, etc. Si fijamos nuestra atención en una de ellas, es posible que amplifiquemos más la sensación. Ninguna de estas sensaciones fisiológicas es perjudicial, ni provocan trastornos a largo plazo. Todo el sistema se regenera y vuelve a la normalidad.

2)   Pensamientos negativos, amenazadores o alarmantes: la interpretación que hacemos de lo que nos ocurre nos conduce a una determinada respuesta emocional que hace que nos sintamos más o menos nerviosos

3)    Movimientos o comportamientos que se manifiestan externamente: los hacemos voluntariamente, para buscar seguridad y disminuir la angustia.

Anuncios

Un comentario el “Manifestaciones de la ansiedad

  1. Pingback: ¿Se deben reprimir las emociones desagradables? | Comparte Psicologos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: